El Cubo de Metatrón Alquimia del Conocimiento

Vaya al Contenido

Menu Principal:

El Cubo de Metatrón

Si estudian geometría sagrada, sin importar qué libro elijan, muestra los cinco sólidos Platónicos, porque son el ABC de la geometría sagrada. Pero cuando leen todos esos libros, y he leído casi todos ellos, y le preguntan a los expertos, "¿De dónde provienen los sólidos Platónicos? ¿Cuál es su fuente?" casi todos responden que no saben. Bueno, los cinco sólidos Platónicos provienen del primer sistema informativo del Fruto de la Vida.
Drunvalo Melchizedel (1993), La Flor de la Vida

Dentro de las líneas del Cubo de Metatrón, están escondidas las cinco formas. Cuando observan el Cubo de Metatrón, están viendo los cinco sólidos Platónicos al mismo tiempo. Para poder ver mejor cada uno, tienen que volver a hacer el truco de borrar algunas de las líneas. Si borran todas las líneas excepto algunas, obtienen este cubo [Fig.] ¿Pueden ver el cubo? Realmente es un cubo dentro de un cubo. Algunas de las líneas están punteadas porque están detrás de las caras frontales. Son invisibles cuando el cubo se vuelve sólido.





Aquí está la forma sólida del cubo más grande [Fig]









Si borramos ciertas líneas y conectamos otros centros [Fig. Izquierda], obtienen dos tetraedros sobrepuestos, los que forman una estrella tetraédrica. Como el cubo, en realidad obtienen dos estrellas tetraédricas, una dentro de la otra. Aquí está la forma sólida de la estrella tetraédrica más grande [Fig. Inferior].



La Figura [derecha] es un octaedro dentro de otro octaedro, aunque los están observando desde un ángulo especial. La figura inferior es la versión sólida del octaedro más grande.




La Figura es un icosaedro dentro de otro y la figura inferior es la versión sólida de la más grande. Es más fácil verlo de esta forma. Estos son tres objetos tridimensionales que surgen de los trece círculos del Fruto de la Vida.














Esta es la pintura de Sulamith Wulfing del Niño Cristo dentro de un icosaedro [Fig.], lo que es muy apropiado, porque el icosaedro representa el agua, como lo verán en un momento y Cristo fue bautizado en agua, el inicio de la nueva conciencia.

















Esta es la quinta y última forma – dos dodecaedros, pentagonales uno dentro del otro (aquí solo se muestra el dodecaedro interior para hacerlo más simple.) La otra figura es la versión sólida.



Como hemos visto, los cinco sólidos Platónicos se pueden encontrar en el Cubo de Metatrón




 
 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal