Patrón del Génesis Alquimia del Conocimiento

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Patrón del Génesis


El Toro, la Primera Forma
Observemos la primera figura que sale de la página, es el patrón del Génesis en sí. Si revisan un libro de matemáticas, este patrón del Génesis tiene la mínima cantidad de líneas, que pueden ser dibujadas sobre una superficie plana, para delinear una forma tridimensional llamada el toro. Un toro se forma cuando se gira el patrón del Génesis sobre su eje central, creando una forma que se ve como una rosquilla o dona, pero el orificio de en medio es infinitamente pequeño.

Un toro, llamado aquí tubo toro, debido a que éste en particular está formado como un tubo interno [Fig.], es único porque es capaz de doblarse sobre sí mismo, girando ya sea hacia dentro o hacia fuera. Ninguna otra forma en la existencia puede hacer esto o cualquier cosa similar. Un toro es la primera forma que surge del patrón del Génesis completo y es absolutamente único entre todas las formas de la existencia. Fue Arthur Young quien descubrió que existen siete regiones en esta forma, a esto se le conoce colectivamente como el mapa de siete colores.

El Patrón del Génesis enganchado una vez
Pueden elegir casi cualquier libro de matemáticas y si van hacia el toro, hablará sobre el mapa de siete colores. Existen siete regiones, todas del mismo tamaño, que encajarán exactamente en el tubo toro sin dejar nada fuera. Tal como el patrón del Génesis, seis círculos alrededor del séptimo en el centro abarcando toda la superficie. Es perfecto, impecable. En la geometría sagrada existe algo llamado enganchar. Toman un círculo o una línea y los enganchan, como cuando toman una herramienta para hacer trinquetes en la mecánica de autos y la utilizan para girar algo cierta distancia. Por ejemplo, imaginen dos patrones del Génesis sobrepuestos uno en el otro. Un patrón está fijo; si giran el otro patrón 30 grados, tendrán doce esferas alrededor de la central. Se vería como esto [Fig.] en dos dimensiones. En tres dimensiones se vería como un tubo toro. Después si conectan todas las líneas posibles por el centro, obtienen este patrón [Fig. siguiente].


Patrón del génesis enganchado con todas las líneas posibles conectadas.

Patrón del génesis enganchado dos veces con todas las líneas posibles conectadas
Si giran las doce esferas una vez más, esta vez 15 grados, para que ahora haya 24 esferas, se obtiene este patrón [Fig. derecha]. Este patrón es lo que se llama un patrón trascendental asociado. ¿Qué es un patrón trascendental? Un número trascendental en las matemáticas, desde mi forma de verlo, es un número que proviene de otra dimensión. En esa dimensión probablemente está completo, pero cuando llega aquí no se traduce por completo dentro de este mundo.

Tenemos muchos de esos. Uno de ellos, por ejemplo, es ¡a proporción phi, de la que voy a hablar más tarde. Es una proporción matemática que comienza con 1.6180339 y continúa para siempre, lo que quiere decir que nunca se sabe cuál será el siguiente dígito y nunca termina: hay personas que han dejado corriendo las computadoras durante meses sin llegar a un resultado final. Como una simple explicación, esto Fig.6-3. Patrón del génesis enganchado con todas las líneas posibles conectadas. es un número trascendental.

La forma del toro gobierna muchos aspectos de nuestras vidas. Por ejemplo, el corazón humano tiene siete músculos que forman un toro y éste bombea en las siete regiones que se muestran en el mapa del toro. Tenemos todo el conocimiento en nuestro cuerpo. El toro está literalmente alrededor de todas las formas de vida, todos los átomos y todos los cuerpos cósmicos, como los planetas, estrellas, galaxias y demás. Es la forma primaria en la existencia.

"En el principio estaba el Verbo" Yo creo que el tiempo revelará que el lenguaje o sonido consciente, o la palabra están revelados en el toro. Existen aquellos que creen que esto es verdad ahora, pero el tiempo lo dirá.

El Laberinto como un Movimiento de la Energía de Fuerza de Vida
La figura es un laberinto de siete pliegues. Este se encuentra alrededor de todo el mundo, en todas partes, desde China, el Tibet hasta Inglaterra e Irlanda, Perú y los Indios Americanos.

Se acaba de encontrar uno en Egipto. Encontrarán este laberinto en los pisos de muchas de las iglesias en Europa. La misma forma se encuentra en paredes de piedra en todas partes. Debe haber sido de gran importancia para la humanidad antigua. Existen siete regiones en él, que se relacionan con el toro y con el latido del corazón humano. Más tarde hablaré sobre la antigua escuela de misterio Druida en la Isla de Avalón en Inglaterra. Para llegar a la cima de la montaña en ese lugar, tenían que caminar a través de este mismo laberinto, avanzando y retrocediendo a través de este movimiento.

Cuando estuve en Inglaterra, hablé con Richard Feather Anderson, autor y experto en laberintos y aprendí algo. Como parte de su investigación, hace que las personas caminen a través del laberinto. Descubrió que cuando se camina a través de él, uno es forzado a moverse a través de diferentes estados de conciencia, viviendo una experiencia específica. Esto ocasiona que la energía de fuerza de vida, se mueva a través de los chakras en el siguiente patrón: tres, dos, uno, cuatro, siete, seis, cinco. La energía comienza en el tercer chakra, después pasa al segundo, luego al primero: posteriormente salta hacia el corazón (cuarto), después hacia el centro de la cabeza a la glándula pineal (siete), luego al frente de la cabeza a la glándula pituitaria (seis) y finalmente baja hacia la garganta (quinto).

Cuando se recorre este laberinto, a menos de que uno bloquee la experiencia, se moverá automáticamente a través de esos cambios. Incluso aunque no sepan sobre estas cosas, pasarán de todas formas a través de las experiencias. Muchas personas en todo el mundo se han percatado de que es verdad. El señor Anderson cree que si uno dibuja lineas (el número de líneas indicando cual camino es de los siete) en el orden en el que recorres el sendero: tres, dos, uno, cuatro, siete, seis, cinco — esto da forma a lo que parece una copa [Fig.]. El siente que este laberinto en particular está relacionado con la forma del Santo Grial y con su conocimiento secreto. Desde mi experiencia, esto se siente correcto, pero mantengo una mente abierta.

El Huevo de la Vida, la Segunda Forma después del Génesis
Los círculos oscuros más internos muestran los seis días del Génesis [Fig.]. Una vez que la conciencia proyecta las primeras siete esferas y completa este patrón del génesis, continúa entonces moviéndose en un patrón rotatorio desde cada punto más interno consecutivo, hasta que completa su segundo movimiento desde el vórtice, como se ve en los círculos claros más externos. 

Ese movimiento a su vez, crea una forma tridimensional que pueden sostener en su mano, que se ve como la figura. Si tomaran la figura 6-7 y borraran todas las líneas que están en medio y otras cuantas líneas, verían este patrón. El patrón de esferas es como el espíritu lo hubiera visto si se hubiera salido de su creación y dijera, "Aja, ¡ya lo veo! Se ve como esto." [Fig].

Esferas tridimensionales.

La octava esfera está realmente detrás de las esferas visibles. 




Conectando los centros para formar un cubo.

Si conectaran sus centros, verían un cubo [Fig.]. ¿Entonces qué? ¿A quién le importa? Bueno, a los antiguos si les importaba, porque les preocupaba la creación, la vida y la muerte.

Ellos llamaron a este grupo de esferas el Huevo de la Vida. Pronto les mostraré cómo el Huevo de la Vida es la estructura morfogenética que creó su cuerpo. Toda su existencia física depende de la estructura del Huevo de la Vida. Todo lo que son fue creado a través de la forma del Huevo de la Vida, desde el color de sus ojos, la forma de su nariz, la longitud de sus dedos y todo lo demás. Todo está basado en esta sola forma.



La Tercera Rotación o Forma: El Fruto de la Vida
El siguiente vórtice es la tercera rotación [Fig.]. Las esferas en este vórtice están centradas en los lugares más internos del perímetro de la ronda anterior, como lo muestran aquí las seis flechas. Entonces cuando el espíritu gira en este tercer vórtice, obtienen los anillos grises que se muestran aquí. Después puedes notar una nueva relación, en donde los seis círculos tocan al círculo central y se tocan entre sí. Si tomaran siete monedas y las unieran en una mesa, se verían como eso. Esta tercera rotación es una relación extremadamente importante en la creación de nuestra Realidad. Cuando observan cuidadosamente la Flor de la Vida, ven estos siete círculos tocándose entre sí.



Hay diecinueve círculos en la Flor de la Vida [Fig.], y están rodeados por dos círculos concéntricos. Por alguna razón, esa imagen se encuentra en todo el mundo. La pregunta es, ¿por qué hicieron eso en todo el mundo y se detuvieron en diecinueve círculos? Es una red infinita y podrían haberse detenido en cualquier punto. El único lugar en todo el planeta en donde los he visto llegar más allá de esos diecinueve círculos, fue en China, en donde hicieron biombos [Fig.]. 

Biombo Chino, Flor de la Vida estilizada
Uno de los patrones más famosos que usaron en esos biombos fue la Flor de la Vida. Los hicieron en una forma rectangular, llevando el patrón hasta el borde. Pero en todas las demás que hemos encontrado, por lo general verán solo el patrón de la Flor de la Vida. Esto se debe a que cuando los antiguos se dieron cuenta de lo que significaba el siguiente componente y lo importante que era, decidieron mantenerlo en secreto. No querían que las personas vieran esta relación que estoy a punto de mostrarles. Era tan sagrada e importante que no podían permitir que se convirtiera en un conocimiento común. Eso fue apropiado en ese tiempo; sin embargo, o usamos ahora la información o caemos más profundo en la oscuridad.

Observen que en el patrón de la Flor de la Vida hay muchos círculos incompletos, los cuales, por supuesto, pueden ser también esferas. Observen todo el derredor del borde externo de la figura. Si completaran todos esos círculos, entonces se desplegaría el secreto. Esta era la forma antigua de codificar la informaciónLos círculos o esferas adicionales que se extienden más allá del patrón original de la Flor de la Vida, dentro del anillo gris grande en la Figura, completan todos los círculos inconclusos que están al borde de ese patrón.


Tan pronto como completan esas esferas, en un paso mas tendrán el secreto: vayan hacia los lugares más internos del perímetro mostrado por las flechas y recorran el siguiente vórtice. Cuando lo hagan, obtienen el patrón de trece círculos, que se muestra aquí con los círculos grises más pequeños, incluyendo el centro. Cuando se extrae del resto del patrón se ve como la Figura. 






Este patrón de trece círculos es una de las formas más santas, más sagradas en la existencia. En la Tierra es llamada el Fruto de la Vida. Se le llama el Fruto, porque ese es el resultado, el Fruto. Desde donde se creó el material de los detalles de la Realidad.






Combinando lo Masculino y lo Femenino para Crear el Cubo de Metatrón, el Primer Sistema Informativo
Ahora, todos los círculos de este patrón son femeninos. Existen trece formas, en esos trece círculos, para que puedan sobreponer energía masculina, en otras palabras, líneas rectas. Si sobreponen líneas rectas sobre esto en las trece formas, obtendrán trece patrones, que junto con Huevo de la Vida y el toro, crean todo en la existencia

El Huevo de la Vida, el toro y el Fruto de la Vida, un total de tres patrones, crean todo en la existencia sin excepción, cuando menos yo no he podido encontrar una excepción. Les voy a compartir lo que he aprendido; obviamente no les puedo mostrar todo, pero les daré lo suficiente para convencerlos de que esto es verdad. Voy a llamara esto sistemas informativos. Existen trece sistemas informativos asociados con el patrón del Fruto de la Vida. Cada sistema produce una cantidad vasta y diversificada de conocimiento. Les voy a mostrar solo cuatro de ellos. Creo que es suficiente.



El sistema más simple surge al conectar todos los centros de los círculos con líneas rectas. Si deciden poner líneas rectas sobre este patrón, probablemente el 90 por ciento de ustedes pensaría primero en conectar todos los centros. Si lo hacen, obtienen este patrón [Fig], que es conocido a través del universo, en todas partes, como el Cubo de Metatrón. Es uno de los sistemas informativos más importantes del universo, uno de los patrones básicos de creación de la existencia.

Los Sólidos Platónicos
Los 5 Sólidos Platónicos
Cualquier persona que haya estudiado geometría sagrada o incluso geometría regular, sabe que existen cinco formas únicas y que son vitales para comprender tanto la geometría sagrada como la regular. Son llamadas los Sólidos Platónicos [Fig].

Por definición, un sólido platónico tiene ciertas características. 
  1. Primero que nada, todas sus caras son del mismo tamaño. Por ejemplo, un cubo, la forma más conocida de los sólidos Platónicos, tiene un cuadrado en cada cara, por lo que todas son del mismo tamaño. 
  2. Segundo, todos los bordes de un sólido Platónico son del mismo largo; todos los bordes de un cubo son de la misma longitud. 
  3. Tercero, solo tiene un tamaño de ángulos interiores entre sus caras. En el caso de un cubo, este ángulo es de 90 grados. 
  4. Y cuarto, si ponemos un sólido Platónico dentro de una esfera (del tamaño adecuado), todas las puntas tocarán la superficie de la esfera. 

Con esa definición, solo existen cuatro formas a parte del cubo(A) que tienen todas esas características: 
  1. La segunda (B) es el tetraedro (tetra significa cuatro), un poliedro que tiene cuatro caras, todas son triángulos equiláteros, una longitud de borde y un ángulo y todas las puntas tocan la superficie de una esfera. 
  2. La otra forma simple es (C) un octaedro (octa significa ocho), sus ocho caras son triángulos equiláteros del mismo tamaño, la longitud del borde y los ángulos son iguales y todas las puntas tocan la superficie de una esfera.
  3. Los otros dos sólidos Platónicos son un poco más complicados. Uno (D) es llamado el icosaedro, lo que significa que tiene 20 caras, formadas por triángulos equiláteros con el mismo largo de borde y ángulo y todas las puntas tocan la superficie de una esfera. 
  4. El último es (E) llamado dodecaedro pentagonal (dodeca es 12), sus caras son 12 pentágonos (cinco lados), con la misma longitud de borde y ángulos y todas sus puntas tocan la superficie de una esfera.



 
 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal